La vida de un Estudiante
 
Mis enlaces favoritos
coomoo?? es la vida de estudiante
Mis aficiones
La vida de un Estudiante
Mis aficiones nuevo
La vida de un Estudiante
 
Imagen
 
MATRICULA

Bueno como hace mucho que no escribo, y ya pasó el día; aun así, escribiré.
Hace cosa de una semana, después de una primera ronda de admisiones en las que no fui seleccionado para mi primera opción (ingeniería informática); salieron las segundas listas.
Entré el número 47 de 50 plazas que hay, y 1 o 2 son reservadas a los módulos, así que de milagro... aunque estaba el segundo en la lista de espera de la primera lista; así que ya está
SOY ÜNIVERSITARIO. ^^
7 errores críticos de un estudiante

Ya habíamos comentado errores de los empresarios, de los trabajadores y de los desempleados. Pero antes de todo ello hemos sido estudiantes. No podíamos dejar de lado a éstos. La vida de un estudiante si la lleva de manera adecuada puede ser muy productiva y también se puede disfrutar muchísimo.

Éstos son los errores que nosotros hemos detectado:
Estudiar el último día: A muchos les ha funcionado normalmente. De hecho hasta los hay que alardean de ello. Sinceramente ¿Piensan esos que lo dicen que eso les beneficia? ¿Sabes que ese apretón final sólo te va a ayudar a aprobar el examen, y que pronto olvidarás todo? Si lo único que te importa al final es tener tu título colgado de la pared en tu casa en un bonito marco mientras tu a las 12:00 sigues viendo la tele y tu madre haciéndote la comida, entiendo que sí.
No ir a clases: A veces aunque ya se está exigiendo mucho más, no es obligatorio siempre ir a clases. Es verdad que hay clases pedantes, o clases que son totalmente “excluibles” pero es conveniente ir a clase porque puedes beneficiarte bastante aunque tengas que aguantar alguna horita pesada: El profesor te conocerá y empalizará contigo si tienes algún problema, te enterarás de cosas que sin ir no te enterarías, quizá ganes algunos puntos por asistencia, muchos profesores dan incentivos por ello, por hacer trabajos en clases, participación, etc… Así también sentirás que interactúas en ella, y no se te hará tan monótona.
No hacerse una buena planificación: No tener un calendario. No tener una habitación adecuada o desaprovechar la biblioteca. No planificar los días, las horas de estudio, etc… Sólo llevan a la desesperación, y a la pérdida de mucho tiempo valioso.
Estudiar demasiado: Forzar no es bueno en nada. Tómate descansos. Haz un poco de deporte. Sal a dar una vuelta con tus amigos y tu pareja. Volverás a la silla mucho más relajado. En el equilibrio adecuado está el éxito.
No pensar en el futuro: Estás estudiando para algo, para un fin. Hazlo con miras a lo que quieres hacer más adelante. No estudies por estudiar. Algunos hacen selectividad sin saber qué va a estudiar o peor, se matriculan en alguna carrera sin saber si les gusta aquello a lo que le van a dedicar varios años de su vida.
Hacer caso de los demás: Digan lo que te digan. Guíate por ti mismo. Por tus experiencias y ve dando pasitos con tus propios zapatos. No quiere decir que no escuches, claro que debes escuchar, aprende de todos, para luego tomar tus propias decisiones.
Exceso de Ociosidad: Al estudiante se le da no sé por qué muchas veces fama de vago, de que no quiere trabajar, de que sólo tiene tiempo libre y luego estudia un poco para los exámenes finales. No hagas alarde de ese bulo y se un estudiante distinto de lo que dicen las malas lenguas. No es necesario que trabajes excesivamente para conseguir un premio Nobel, es suficiente con que te prepares bien en lo que estés estudiando y consigas formarte adecuadamente cuando te enfrentes al mercado de la incertidumbre que es el laboral, sepas desenvolverte medianamente bien por él.
 
7 errores críticos de un estudiante

Ya habíamos comentado errores de los empresarios, de los trabajadores y de los desempleados. Pero antes de todo ello hemos sido estudiantes. No podíamos dejar de lado a éstos. La vida de un estudiante si la lleva de manera adecuada puede ser muy productiva y también se puede disfrutar muchísimo.

Éstos son los errores que nosotros hemos detectado:
Estudiar el último día: A muchos les ha funcionado normalmente. De hecho hasta los hay que alardean de ello. Sinceramente ¿Piensan esos que lo dicen que eso les beneficia? ¿Sabes que ese apretón final sólo te va a ayudar a aprobar el examen, y que pronto olvidarás todo? Si lo único que te importa al final es tener tu título colgado de la pared en tu casa en un bonito marco mientras tu a las 12:00 sigues viendo la tele y tu madre haciéndote la comida, entiendo que sí.
No ir a clases: A veces aunque ya se está exigiendo mucho más, no es obligatorio siempre ir a clases. Es verdad que hay clases pedantes, o clases que son totalmente “excluibles” pero es conveniente ir a clase porque puedes beneficiarte bastante aunque tengas que aguantar alguna horita pesada: El profesor te conocerá y empalizará contigo si tienes algún problema, te enterarás de cosas que sin ir no te enterarías, quizá ganes algunos puntos por asistencia, muchos profesores dan incentivos por ello, por hacer trabajos en clases, participación, etc… Así también sentirás que interactúas en ella, y no se te hará tan monótona.
No hacerse una buena planificación: No tener un calendario. No tener una habitación adecuada o desaprovechar la biblioteca. No planificar los días, las horas de estudio, etc… Sólo llevan a la desesperación, y a la pérdida de mucho tiempo valioso.
Estudiar demasiado: Forzar no es bueno en nada. Tómate descansos. Haz un poco de deporte. Sal a dar una vuelta con tus amigos y tu pareja. Volverás a la silla mucho más relajado. En el equilibrio adecuado está el éxito.
No pensar en el futuro: Estás estudiando para algo, para un fin. Hazlo con miras a lo que quieres hacer más adelante. No estudies por estudiar. Algunos hacen selectividad sin saber qué va a estudiar o peor, se matriculan en alguna carrera sin saber si les gusta aquello a lo que le van a dedicar varios años de su vida.
Hacer caso de los demás: Digan lo que te digan. Guíate por ti mismo. Por tus experiencias y ve dando pasitos con tus propios zapatos. No quiere decir que no escuches, claro que debes escuchar, aprende de todos, para luego tomar tus propias decisiones.
Exceso de Ociosidad: Al estudiante se le da no sé por qué muchas veces fama de vago, de que no quiere trabajar, de que sólo tiene tiempo libre y luego estudia un poco para los exámenes finales. No hagas alarde de ese bulo y se un estudiante distinto de lo que dicen las malas lenguas. No es necesario que trabajes excesivamente para conseguir un premio Nobel, es suficiente con que te prepares bien en lo que estés estudiando y consigas formarte adecuadamente cuando te enfrentes al mercado de la incertidumbre que es el laboral, sepas desenvolverte medianamente bien por él.
Escríbeme
Me interesa tu opinión